Alimentos medicamento: Los frutos secos

Frutos secos

Alimentos medicamento: Los frutos secos

¡No engordan! Muchos pueden creer erróneamente que los frutos secos engordan, pero no se trata más que de un mito.
En general, los frutos secos son alimentos con una gran concentración de energía pero muy nutritivos, es decir, poseen alta densidad calórica porque en poco volumen concentran bastantes calorías.

Son alimentos muy ricos en proteínas vegetales y contienen fibra circunstancia que les confiere sensación de saciedad. Debido a ello, diversos estudios han evidenciado que con un consumo regular de frutos secos se consigue una cierta reducción de peso corporal seguramente debido a la influencia que generan en los centros de saciedad y a su fibra.

Superfood

Por definición el fruto seco es aquel fruto que en su composición natural contiene menos de un 50% de agua.  Presentan muchas propiedades nutritivas: son ricos en vitaminas E, A y antioxidantes, así como en grasas (ácidos grasos omega 3 y 6). Además, son fuente natural de minerales como el calcio, yodo, magnesio que intervienen en el desarrollo intelectual. Finalmente, también contienen hierro y fósforo indicado para personas con gran desgaste físico o intelectual.
Los potenciales y variados beneficios que generan los frutos secos para la salud se ha demostrado a través de distintas investigaciones. Gracias a su
contenido de vitaminas, minerales y otros compuestos, los frutos secos pueden ayudarnos a prevenir y combatir diferentes dolencias, que van desde las enfermedades cardiovasculares a la anemia:

  • Su contenido en ácido oléico y linoleico influyen en el control del colesterol y la circulación sanguínea lo que favorece la salud del
    corazón. Investigaciones realizadas en la Universidad de Loma Linda (California, EEUU), ratifican que comer regularmente frutos secos (30
    gramos diarios es la cantidad recomendada) disminuye en un 50 por ciento el riesgo de sufrir un infarto de miocardio o de morir de una
    cardiopatía isquémica.
  • Contenido importante de ácido fólico. Es una vitamina del grupo B que el cuerpo requiere para el crecimiento y desarrollo celular. Es necesaria para la producción de glóbulos rojos y para prevenir la anemia. En especial, es importante para las mujeres antes y durante la gestación.
  • Contienen elevadas cantidades de vitamina E y B, fósforo, potasio, cobre, hierro y selenio, evitando enfermedades degenerativas con su consumo diario moderado.
  • Son muy ricos en calcio, en especial las almendras y las nueces del Brasil. Es por eso que se le atribuye la propiedad de ayudar a reforzar y favorecer el crecimiento de los huesos en los jóvenes, mientras que para los de mayor edad su consumo previene la osteoporosis.
  • El consumo de estos frutos evita la aparición de enfermedades intestinales gracias a su alto contenido en fibra además de prevenir el estreñimiento.
  • Frutos secos como el cacahuate o nuez de Brasilia contienen cantidades elevadas de zinc y en especial la nuez de selenio, por lo que es muy recomendada para la fertilidad masculina ya que promueve una mayor movilidad de espermatozoides.
  • Las nueces, al ser una fuente de fitoestrógenos, reducen considerablemente los efectos de la menopausia, sobre todo los sofocos que las mujeres suelen padecer.

Por todos los beneficios potenciales mencionados que nos aportan a nivel nutritivo, el consumo regular de frutos secos se relaciona con una mayor
esperanza de vida. Así pues, parece evidente que debemos fomentar el consumo de 20-30 gr de frutos secos diarios para tener una vida saludable.

Neus Elcacho, dietista integrativa y coach nutricional

www.neuselcacho.com

Compartir esta publicación

Publicaciones relacionadas